C/Mayor 6, 3, 28013 Madrid

915 32 72 60 / 915 21 53 20

En verano más que nunca, mantén tu boca sana y limpia

La llegada de las vacaciones afecta de una forma u otra a nuestros hábitos diarios. Las comidas fuera de casa, por lo general, son más numerosas y tendemos sin querer a descuidar nuestra salud bucodental. Desde Odontal queremos animaros a que no descuidéis el cuidado de vuestra boca en período vacacional con unos prácticos consejos.

En primer lugar, tu cepillo de dientes nunca debe coger vacaciones. Como ya te hemos contado en otras ocasiones, y seguramente sabes, existen kits de limpieza bucal muy prácticos y cómodos para llevar encima en cualquier lugar. Entendemos que en verano, es más fácil olvidarte de él y omitir el cepillado después de cada comida. Algunos se pueden pasar por alto, pero bajo ningún concepto te vayas a dormir sin haber cepillado tus dientes. Es el momento del día en el que más atacan las bacterias y en el que más puede verse afectada tu salud gingival. Como expertos, os recomendamos un cepillado exhaustivo de, al menos 2 minutos, acompañado de una limpieza interdental o un enjuague bucal que ayude a eliminar las bacterias.

Tampoco se van de vacaciones los aparatos o férulas dentales. Allá donde vayamos es importantes que mantengamos nuestro tratamiento si no queremos llevarnos un disgusto al volver de vacaciones.

Los labios también son parte de la boca, y no debemos olvidarnos de protegerlos con protectores solares específicos, tal y como hacemos con el resto de nuestro cuerpo.

En cuanto a la hipersensibilidad dental, es un problema que tiende a aparecer más en verano. El consumo de alimentos y bebidas frías puede acrecentar esta incómoda, e incluso dolorosa, sensación. El motivo es el alto nivel de PH ácido que contienen, combinado con un cepillado incorrecto, que deriva en un desgaste de los cuellos de los dientes dejando más desprotegida la dentina, la zona sensible del diente.

Existen diversos tratamientos para controlar la aparición de hipersensibilidad dental, pero los más básicos consisten en cepillarse los dientes antes y después del consumo de este tipo de alimentos y/o usar un dentífrico específico para este tipo de dolencias.

Por último, en caso de traumatismos que conlleven la pérdida de fragmentos o piezas dentales, el Consejo General de Dentistas aconseja actuar lo más rápidamente posible, conservando el diente en suero salino, o en su defecto agua, agua con sal, leche, o manteniéndolo en la boca y acudir de forma urgente a un dentista para poder llevar a cabo el tratamiento más adecuado.

Si antes o después de disfrutar de tus vacaciones quieres poner a punto tu boca, pide cita ahora o solicita información sin compromiso. Estaremos encantados de atenderte y de ayudarte a mantener tu salud bucodental en cualquier época del año.